Día Internacional de la Mujer: La realidad que no se puede celebrar

Este miércoles 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, en su versión 117°. En esta fecha se recuerda la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.dia internacional mujer

La fecha (8 de marzo) fue propuesta por Clara Zetkin en 1910, en el marco de la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en Copenhague. Desde aquella época se empezo a formalizar la lucha de las mujeres por la reducción de la jornada laboral, mejores salarios y derecho a voto. Y en 1911 se vivió otro episodio relevante y asociado a este día conmemorativo, a menos de una semana de la primera celebración oficial del Día Internacional de la Mujer, cuando más de 140 jóvenes trabajadoras murieron en un trágico incendio en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York. Es por este suceso que el 8 de marzo es también conocido como "Día Internacional de la Mujer Trabajadora". Tuvo grandes repercusiones en la legislación laboral de los Estados Unidos.

Sin embargo, a más de cien años de la proclamación de este día, no estamos en condiciones más que de conmemorar esta fecha, pero no de celebrarla. Las décadas han pasado y las brechas de desigualiadad social y laborarl siguen existiendo y manifestándose a diario.

Sin ir más lejos, tomando los datos de la Encuesta Casen Equidad de Género 2015, se observa que, actualmente, las mujeres representan el 52,7% de la población chilena y los hombres el 47,3%, cifras que se traducen en una relación de 111,3 mujeres por cada 100 hombres. En conocimiento de esta proporción, se arrojó que los hogares cuya jefa es mujer siguen aumentando, llegando a la cifra de 39,5% concentrada en los hogares de menor ingreso: Un 52,8% de los hogares del primer decil de ingreso, tiene a una mujer como jefa de hogar.

Esto expone, además, que la participación laboral de las mujeres sigue siendo menor, reducida y en crecimiento, ya que muchas mujeres trabajan o estudian menos porque suelen relegarse a cumplir las labores del hogar y la familia. Cabe destacar que dentro de los hogares liderados por una mujer, el 77,4% son monoparentales.

Además, a nivel de pobreza por ingresos, al año 2015 las mujeres presentan una mayor tasa, llegando a un 12,1% respecto a un 11,2% en los hombres. Las mujeres que se encuentran fuera de la fuerza de trabajo, en el quintil I, el 30,2% de las mujeres señala dedicarse principalmente al cuidado o quehaceres del hogar, mientras que en los hogares de mayor ingreso (quintil V), dicho porcentaje es de un 10,9%.

Y por último, entrando al aspecto laboral de esta encuesta Casen, en el caso de personas con 8 años de escolaridad las mujeres reciben 209.688 pesos, mientras que los hombres perciben en promedio 297.824 pesos (30% más que las mujeres). Una mujer con 12 años de estudio (enseñanza media completa) percibe ingresos de su trabajo que ascienden, en promedio a $279.488, en cambio un hombre con la misma escolaridad llega a percibir $398.078 (30% más que una mujer).

Saludamos y reconocemos a todas las mujeres, sabiendo que aún queda mucho trabajo por hacer en cuanto a oportunidades y derechos, conscientes de la histórica lucha de la mujer por la igualdad.

Casen Equidad de Género 2015*

Te puede interesar: Diplomado Internacional de Especialización en Derechos Humanos, Género y Políticas Públicas.